Criminal: Angeles Bellos, Barbaros Tatuados, El Tatuaje En España (1888-1993)

Criminal: Angeles Bellos, Barbaros Tatuados, El Tatuaje En España (1888-1993)

Escrito por Vv.aa.

Lee libros sin límites en cualquier dispositivo

Resumen de Criminal: Angeles Bellos, Barbaros Tatuados, El Tatuaje En España (1888-1993)

Reseña del libro «Criminal: Angeles Bellos, Barbaros Tatuados, El Tatuaje En España (1888-1993)»

Reseña del libro «Criminal: Angeles Bellos, Barbaros Tatuados, El Tatuaje En España (1888-1993)»

Escrito por Vv.aa. y editado por Servando Rocha, «Criminal: Angeles Bellos, Barbaros Tatuados, El Tatuaje En España (1888-1993)» nos transporta a un tiempo no tan lejano en el que el tatuaje era considerado un símbolo de rebeldía y marginalidad.

En aquellos días, el tatuaje era exclusivo de una tropa formada por criminales, apaches, presidiarios, legionarios, prostitutas, anarquistas o marineros. Sin embargo, también se convirtió en una moda entre la realeza europea y era exhibido en circos y espectáculos de fenómenos. Este uso, que se consideraba un código secreto en manos de fuerzas de la ley, despertó el interés de antropólogos, criminólogos y médicos quienes, siguiendo las ideas del pionero Cesare Lombroso, veían en el tatuaje un signo de atavismo y predisposición a la locura, violencia y asesinato.

En España, desde 1888, cuando Rafael Salillas mostró su colección de tatuajes de delincuentes patrios, los tatuados sembraron el terror y desconcierto. Oleadas de apaches llegaban a ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao, cubiertos de dibujos obscenos y sedientos de venganza. Milicianos y falangistas ocultaban o se arrancaban aquellos símbolos delatorios que podían costarles la vida, mientras que los legionarios se convertían en una auténtica subcultura tatuada, llenando sus cuerpos con cruces, vírgenes y nombres de sus amadas. Quinquis, pandilleros, motoristas y rockers también fueron pioneros en mostrar esas «cicatrices parlantes» que los mandos policiales y militares llamaban al tatuaje.

A lo largo de un siglo, el tatuaje fue considerado como algo «criminal» y marginal. Sin embargo, en 1989, el fotógrafo y tatuado Alberto García-Alix abrió las puertas de la tienda y estudio de tatuajes El Martillo de Lucifer, marcando el inicio de su popularización imparable. Mao, legendario tatuador que en los ochenta tatuaba a la marina estadounidense en Rota, se convirtió en una de sus grandes estrellas. A partir de ese momento, el tatuaje y el estilo de la «vieja escuela» se volvieron masivos, elevándose a la categoría de arte y perdiendo el aura de peligro del pasado.

Servando Rocha, editor de esta obra única en nuestro país, ha investigado y rescatado antiguos tratados médico-legales, fichas policiales y numerosas fotografías prácticamente nunca vistas, para construir un relato visual de un siglo de «ángeles bellos» y «bárbaros tatuados». Además, nos presenta espectaculares colecciones criminológicas francesas, mexicanas y alemanas, convirtiendo a «Criminal» en el gran libro ilustrado del tatuaje en la España brutalista de aquel tiempo, una España que mostraba con orgullo y desafío puñales, calaveras y corazones sangrantes.

Más información sobre Criminal: Angeles Bellos, Barbaros Tatuados, El Tatuaje En España (1888-1993)

image/svg+xml Género: Arte, Belleza, Diseño Y Moda

Autor: Vv.aa.

Editorial: Felguera Ediciones

Publicado el año: 2022

Publicado en: Es

ISBN: 9788412466935

Encuadernación: Tapa Dura

Numero de paginas: 260

Lee libros sin límites en cualquier dispositivo